Bienvenidos al blog.

La educación puede verse desde dos perspectivas, comunes en esencia y diversas en sus métodos. Por un lado, todos somos educadores pues participamos en la formación de otros, desde nuestros roles de hijos, hermanos, amigos y pareja. Por otra parte, el quehacer docente impregnado de la ciencia y sus maneras, antes desde las aulas, ahora también desde la red de redes. En cualquier caso, desde el hogar, la escuela o la universidad, la educación hace parte y vida de nuestra esencia como humanos.

Este blog nace para servir como espacio de encuentro, para compartir los saberes de la humanidad y contribuir al crecimiento de todos los que hacemos parte en este rincón de la virtualidad. Así pues, sean todos bienvenidos.
Carlos Viloria

miércoles, 14 de marzo de 2012

El Control y la Visión Sistémica

La estructura de un sistema, puede simplificarse en cuatro elementos, a saber: entradas (input), procesos, salidas (output) y la retroalimentación que se sucede a los largo del ciclo. Así visto, un sistema se encuentra en constante operación para el cumplimiento de los fines para los cuales existe. Asociando la noción de sistema al proceso administrativo de control, podemos deducir tres grandes conclusiones:
  1. No todo proceso de control se constituye en un sistema. Considerando los tipos de control estudiandas con anterioridad (que se tipifican en una entrada anterior), puede considerarse que hay controles específicos que terminan una vez culminado el proceso para el cual se generan. Igualmente, hay que considerar que en su conjunto y desde una visión sistémica el control requeriría un flujo constante de información de entrada, procesamiento y salida.
  2. Cabe establecer cuáles son los elementos constitutivos del sistema, el control en sí mismo es un proceso, pero necesitaría operar en función de otros procesos y partes para que pueda convertirse en un sistema.
  3. La finalidad o salida de un sistema de control (output), no constituye una base para el sistema, debido a que el control en sí mismo no lo es. En cada parte de la estructura de funcionamiento de un sistema hay que considerar sus componentes y sus respectivos procesos.
Atendiendo a estas consideraciones, la mayoría de las micro y medianas empresas, así como muchos organismos públicos operan controles con visión limitada y no sistémica. Los controles surgen en momentos y etapas precisas, no a largo de un proceso. De ahí, que en muchas ocasiones el control se perciba de manera parcial y, en algunos casos aislado, sin una visión integral que atine a mejorar los resultados.
En este orden de ideas, para estructurar un sistema de control, uno de los elementos fundamentales a considerar sería la finalidad del sistema en sí mismo. La retroalimentación oportuna, la reflexión constante y el aprendizaje sobre la base de los errores, apuntando a la mejora continua y el logro de una calidad estándar en constante revisión y adecuación es, tal vez, el ideal al cual dirigir el esfuerzo. Por ello, cabe realizar los siguientes cuestionamientos:
  • ¿Cómo concebimos nosotros mismos a los procesos de control?
  • ¿Cuánto limita el hecho de considerar el control como un medio de detección de errores y no como una oportunidad de mejora?
  • ¿Cuáles implicaciones se derivan de una concepción limitada del proceso de control?
  • ¿Es la visión sistémica la solución a los problemas del control o sólo parte de la solución?
Estas interrogantes serán insumos (entradas, input) para la clase venidera, y para que expresen por esta vía sus impresiones...

Enlace caso N° 3 http://www.4shared.com/office/ElcV3djR/Control_Caso_3.html

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More