Bienvenidos al blog.

La educación puede verse desde dos perspectivas, comunes en esencia y diversas en sus métodos. Por un lado, todos somos educadores pues participamos en la formación de otros, desde nuestros roles de hijos, hermanos, amigos y pareja. Por otra parte, el quehacer docente impregnado de la ciencia y sus maneras, antes desde las aulas, ahora también desde la red de redes. En cualquier caso, desde el hogar, la escuela o la universidad, la educación hace parte y vida de nuestra esencia como humanos.

Este blog nace para servir como espacio de encuentro, para compartir los saberes de la humanidad y contribuir al crecimiento de todos los que hacemos parte en este rincón de la virtualidad. Así pues, sean todos bienvenidos.
Carlos Viloria

viernes, 22 de julio de 2011

Proyectos comunitarios y proyecto país

Un proyecto se puede definir como un conjunto de actividades interrelacionadas a ser llevadas a cabo bajo una gerencia unificada, para logar un objetivo específico, en un plazo determinado mediante la utilización de recursos financieros y materiales.
Desde esta perspectiva las organizaciones y comunidades pueden canalizar la satisfacción de sus necesidades, trátese de la adquisición de equipos y maquinarias, hasta la solución de problemas de índole poblacional, como vivienda, salubridad, entre otros.Toda comunidad humana tiene deseos y necesidades, que  pueden canalizarse de manera racional mediante la aplicación de los recursos necesarios, para satisfacerlas de manera inteligente.
La aspiración máxima de una entidad que agrupe a las personas, llámese empresa, gremio vecinal o región, amerita la adecuada asignación de recursos, para lo cual la metodología de proyectos constituye la respuesta para canalizar el talento humano, la aplicación de recursos financieros y la utilización de diversidad de materiales e insumos. En tal sentido, y a propósito de la materia de proyectos socio-integradores que se imparte en el PNF de Administración en el IUTET, se abre en este espacio un lugar de debate y concierto de voluntades y experiencias, para buscar la reflexión crítica, fomentar la participación y, de manera respetuosa y amena, propiciar el encuentro de saberes, así como la convergencia de ideas.
En virtud de lo expuesto, paso a formular una serie de interrogantes para incitar y concitar respuestas, en beneficio del conocimiento y el crecimiento intelectual y humano de todos los que atiendan a esta convocatoria. Los cuestionamientos son:
1.- ¿Es correcto hablar e igualar el concepto de proyecto a nivel comunitario con la noción de proyecto país?
2.- ¿Hasta que punto los proyectos son una respuesta a la problemática social, cultural, económica y humana de nuestro país?
3.- Se habla de proyectos ¿existen otras alternativas para solucionar los problemas?
4.- ¿Somos un proyecto de país? ¿por qué?
5.- Ante la experiencia y vivencia de ustedes en los proyectos socio-integradores ¿Para qué les sirve en sus vidas personales y profesionales? ¿qué cambiarían o mejorarían? 

Al responder, recuerden:
  • Identificarse con su nombre y apellido, así como su curso y sección 
  • Respetar la dignidad y criterio de los demás participantes, es válido y pertinente disentir, siempre y cuando el respeto sea la norma.
  • Pueden intervenir cuantas veces lo deseen, bien en función de una de las interrogantes planteadas inicialmente o para ampliar, refutar o manifestar acuerdo con una de las opiniones o respuestas emitidas por los participantes.
  • ¡Bienvenidos!...

miércoles, 16 de marzo de 2011

El Juego como estrategia de enseñanza

Los juegos, tradicionalmente considerados como una actividad recreativa infantil, vienen de una tradición tan antigua como la historia de la humanidad. Distintas civilizaciones dejaron su huella en juegos que hasta el día de hoy siguen vigentes en algunas culturas. El juego es asociado a la chaza, la broma, el esparcimiento y el entretenimiento.

La profesora María José Labrador Pique de la Universidad Politécnica de Valencia, España, destaca sobre los juegos lo siguiente "Los psicólogos, especialmente los cognitivos, llaman la atención sobre el juego destacando sus valores psicomotor, afectivo, social, cognitivo y lingüístico. El juego establece un clima relacional, afectivo y emocional basado en la confianza, la seguridad y la aceptación en el que tienen cabida la curiosidad, la capacidad de sorpresa, el interés por el conocimiento en la interacción con los demás."1
En la actualidad, la utilización de los juegos en la enseñanza se asocia a las aulas de preescolar, educación física y, en general, en los niveles básicos de la educación. No obstante, organizaciones como Amnistía Internacional (2) y la Cruz Roja (3), han innovado en la utilización de los juegos de mesa en la enseñanza de adultos, sobre temas como la paz social, la tolerancia y promoción de valores ciudadanos. 
En mi caso particular, he realizado algunos intentos por adaptar y utilizar juegos en las distintas materias que imparto, para lo cual remito los tableros que he utilizado para ello. Me he servido de los juegos en materias como finanzas y administración de recursos humanos. La respuesta de los grupos de clase ha sido favorable; no obstante, considero que debo ahondar más en las metodologías lúdicas para la enseñanza, para lo lograr mejores efectos en el aprendizaje. (4)
Dejo abierta la posibilidad de que los lectores me refieran experiencias y otras opciones de juegos en la educación de adultos y superior. Estaré al pendiente y con mucho gusto pongo a su disposición mi experiencia con la esperanza de que juntos podamos enriquecernos y propiciar espacios de enseñanza diferentes, amenos y sobretodo más humanos.

Referencias

lunes, 28 de febrero de 2011

Estudiantes IUTAB - Fundación La Salle

Ya esta creado el blog para la materia de Administración de RRHH, este es el enlace...
http://iutab-rrhh.blogspot.com/

E-LEARNING EN LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA VENEZOLANA

El e-Learning, un anglicismo que puede traducirse como aprendizaje electrónico, se basa en el uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) para procesos formativos o de aprendizaje. La educación a distancia creó las bases para el desarrollo de la educación asistida mediante un computador y el acceso a la internet, el cual viene a resolver algunas dificultades en cuanto a tiempos, sincronización de agendas y asistencia,  problemas típicos de la educación tradicional. El término de e-Learning  abarca un amplio paquete de aplicaciones y procesos, como el aprendizaje basado en Web, capacitación basada en computadoras, salones de clases virtuales y colaboración digital (trabajo en grupo).
En la exploración de información en la internet sobre el e-learning, específicamente mediante el motor de búsqueda google, se registran aspectos interesantes como el hecho de que el término registra 69.300.000 entradas, lo que significa que en semejante cantidad de páginas web, blogs y otros documentos virtuales poseen datos e información sobre el aprendizaje electrónico. En este sentido, al depurar el examen y focalizarlo en Venezuela el citado motor de búsqueda registra 620.000 referencias. Estas cifras reflejan la cantidad e intercambio de información que genera el término e-learning en la internet.
A pesar de que en Venezuela ya existen empresas y universidades que ofrecen soluciones de e-Learning, que involucran contenido desarrollado por expertos, plataformas de administración e infraestructura y otros servicios, la aceptación de estas tecnologías todavía no es la que esta industria desearía tener. Afirman expertos, como Delors(2008) y Monserrat (2007),  que la adopción de e-learning en Venezuela ha sido lenta, pues existen barreras culturales, además del fenómeno que hoy día se denomina retraso tecnológico, pues si bien existe un nivel de sofisticación aceptable no se posee a nivel general de la población lo último en dispositivos en TIC.
 El Gobierno Nacional, por su parte, ha creado plataformas como el RENADIT promovidas por el Ministerio del Poder Popular para la Educación, basado en software libre y orientado a la actualización docente mediante informática y telemática. Por otra parte, la Universidad Católica Andrés Bello, posee un vasto historial en cuanto a la adopción de nuevas tecnologías en el proceso formativo de adultos. No obstante, es imprescindible movilizar a las comunidades educacionales y culturales, así como a los actores económicos y sociales, para acelerar los cambios en los sistemas de educación y capacitación para que el país se dirija hacia una educación cónsona con las realidades y necesidades que plantean las tecnologías de la información y comunicación.

Corazón de Edmundo de Amicis

El escritor italiano Edmundo de Amicis (1846 – 1908), es reconocido por una vasta obra literaria y por su carácter romántico y realista. Una de sus obras más destacadas es “Corazón”, escrita como si fuera el diario de un niño (Enrique) y ambientada en la Italia de finales del siglo XIX, bajo el reinado de Humberto de Saboya. El texto es una colección de experiencias a través de la mirada de un niño que asiste a la escuela Baretti en Turín, en un contexto provinciano.
La narración de cada una de las vivencias de Enrique a través del año escolar, su entrañable relación con sus padres, sus amigos y su perspicacia en extraer una lección de grandes y pequeños acontecimientos de su vida, hacen de Corazón un relato cargado de intimidad y que encierra múltiples enseñanzas para la vida. Los detalles, a ratos pintorescos y otros tantos sutiles, donde se enmarcan rostros adultos y de niños, resultan trascendentales para la comprensión de la obra, y su riqueza interpretativa; de ahí, que el título  resulte un anuncio de su carácter sentimental y emotivo.
Hoy día, Corazón de Edmundo de Amicis, publicado en 1886, es considerado un auténtico bets seller,  la sencillez y emotividad que encierra es capaz de cautivar a niños y adultos por igual. Es un texto ameno, sin refinamientos literarios, ni aspectos psicológicos complejos. Sin embargo, transmite valores y enseñanzas que bien pueden utilizarse en el aula o, mejor todavía, resultar en un agradable intercambio entre padres e hijos, considerando los sentimientos y riqueza emotiva que se extraen de los relatos de Enrique, el niño que figura como personaje principal, y las vivencias que refleja en su diario.  

viernes, 11 de febrero de 2011

El mapeo (maping) en el aprendizaje

El aprendizaje se concibe como un proceso dinámico e íntimo, estrictamente individual e intrínseco al sujeto en condición de aprender (Diaz, 2003; Zabala, 1999; Vadillo y Klingler, 2002, Ribeiro, 2006; entre otros). Este proceso único y personal, puede ser estimulado por factores intrínsecos y extrínsecos, que lo favorecen o cohíben.
En el aspecto individual, cada persona puede hacer acopio de numerosas técnicas y herramientas que le permitan adquirir destrezas y potenciar sus capacidades cerebrales para optimizar  su aprendizaje. Tal es el caso de los mapas conceptuales (Novak, 1987) y mentales, técnicas de origen y principios distintos, que coinciden en su propósito: favorecer las facultades mentales para potenciar el aprendizaje. De ahí, que en la actualidad su uso y práctica se haya generalizado en todos los órdenes educativos y su aplicación se recomiende en los más variados textos sobre aprendizaje y educación en la actualidad.
En esencia, los mapas conceptuales son un medio para representar y organizar conocimiento. Originalmente fueron desarrollados por J. Novak (1987), tomando como referencia la teoría del Aprendizaje Significativo formulado por David Ausubel (1976). Según Antonio Moreira, -quien ha hecho investigación en torno al uso de esta técnica como un recurso educativo-, los mapas conceptuales son diagramas que indican relaciones entre conceptos; Proporcionan una síntesis esquemática en la que los contenidos se ordenan jerárquicamente y cuya función principal es “poner en evidencia los significados atribuidos a los conceptos y relaciones entre conceptos en el contexto de un cuerpo de conocimiento, de una disciplina, de una materia de enseñanza.” (Moreira, 1997).

Por otra parte, Tony Buzan, científico inglés, creador de los mapas mentales, basado en ideas originales de Leonardo Da Vinci, en su libro Los Mapas Mentales,  expresa lo siguiente:
"El Mapa Mental es la expresión del pensamiento irradiante y, por tanto, una función natural de la mente. Es una técnica gráfica que nos ofrece una llave maestra para acceder al potencial de nuestro cerebro. Se puede aplicar a todos los aspectos de la vida, de modo que una mejoría en el aprendizaje y una mayor claridad de pensamiento pueden reforzar el trabajo del hombre". En este orden de ideas, Jazmín Sambrano, sicóloga venezolana, coautora del libro Los Mapas Mentales, Agenda para el éxito, los define de la siguiente manera:
"Un Mapa Mental es una manera de generar, registrar, organizar y asociar ideas tal y como las procesa el cerebro. Básicamente se usan palabras clave e imágenes, poniendo en acción el hemisferio izquierdo y el derecho respectivamente, para dar una gran libertad y creatividad al pensamiento…".
En líneas generales, los mapas tanto conceptuales como mentales son representaciones gráficas, que se fundamentan en la integración de los hemisferios cerebrales, con sus respectivas tendencias, para apoyar el proceso de memorización, comprensión y análisis de información y, por ende, facilitar el aprendizaje. De ahí, que su utilización como elemento didáctico se haya generalizado en todos los niveles educativos, lo que constituye un indicador de su idoneidad para favorecer el aprendizaje.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Estudiantes: orientaciones generales

Bienvenid@s al blog, esta sección está especialmente diseñada para enriquecer la experiencia de ustedes como participantes en las materias que imparto en cada institución,  mediante el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), el objetivo primordial es contribuir a la formación y construcción del conocimiento entre todos los involucrados.

martes, 8 de febrero de 2011

La docencia y la esperanza

La docencia es oficio que exige no pocos talentos, desde la vocación a la paciencia, constancia y creatividad, son algunas de las cualidades que se atribuyen a los que ejercen la enseñanza como profesión. La lista puede llegar a ser larga y diversa; no obstante, de todas las cualidades que se puedan mencionar, como base y sustento de esos atributos subyace el optimismo, que no es otra cosa que esa sensación o sentimiento que nos hace esperar que las cosas mejorarán, a pesar de que en el momento las vicisitudes oscurezcan nuestra visión.
Pensar en la educación, sin apoyarse en el optimismo es un ejercicio fútil y sin sentido, por que contribuir a formar a otro ser humano tiene sus contrariedades y obstáculos, los que muchas veces nos dejan vacíos y aturdidos. Pero es la esperanza de que podemos mejorar nosotros mismos y ayudar a otros un tanto a crecer, lo que hace de la docencia una labor magnánima. Cómo lo dijo Savater"...en cuanto educadores no nos queda más remedio que ser optimistas, ¡ay! Y es que la enseñanza presupone el optimismo tal como la natación exige un medio líquido para ejercitarse. Quién no quiera mojarse, debe abandonar la natación; quién sienta repugnacia ante el optimismo que deje la enseñanza y que no pretenda pensar en qué consiste la educación".
En el quehacer docente, no pocas veces nos tropezaremos con obstáculos como la baja autoestima, la apatía, la abulia intelectual y la pobreza espiritual, y todo eso se combate con una buena dosis de optimismo que nutra valores como la perseverancia y la creatividad, para buscar nuevos horizontes y caminos en el arte de educar.

La educabilidad en la sociedad contemporánea

La realidad que vivimos en un mundo globalizado, sometido al imperio de los medios de comunicación y marcado por la novedad tecnológica y científica, son factores que han determinado cambios, en algunos casos abruptos, en todos los órdenes de la sociedad. Esta realidad supone repensar la educación como producto social y vehículo socializador, dado el profuso y constante replanteamiento en el que está sumergida la sociedad actual. Por ello, es tan importante revisar los procesos didácticos que generamos en las aulas, para adaptarlos o moldearlos a la cambiante realidad social de la cual somos parte.

La didáctica es la actividad en la que se involucran los profesores y los estudiantes, el acto fundamental del proceso de enseñanza - aprendizaje, el cual se sustenta en tres aspectos: la relación interpersonal entre ambas partes, es decir, docente - discente; la comunicación que se suscita durante el proceso y los objetivos concretos que persigue la relación. Por lo tanto, podría aseverarse que la educación se fundamenta en un acto didáctico, aunque la idea expresa de manera sucinta la complejidad del proceso, es pertinente en función de la interrogante que da origen al presente artículo ¿En qué medida puede enriquecerse el acto didáctico para adaptarlo a los nuevos paradigmas sociales y educativos?

El profesor de esta nueva sociedad ha pasado de un mero concentrador y transmisor de información, ha coexistir y compartir espacio y protagonismo con los medios de comunicación, las tecnologías de la información, la democratización de los saberes y el auge de la autonomía cognitiva en el aula. El recinto de clases dejó de ser un mero espacio físico en el tiempo y el espacio, para convertirse en un relativo punto de encuentro en el que cohabitan medios y/o recursos tanto más poderosos como peligrosos. La internet, los avances informáticos y las tecnologías de las comunicación, en muchas aulas ya resultan un lugar común. La gran cantidad y capacidad de información de los nuevos dispositivos tecnológicos, cuya rápida obsolescencia sobrepasa con creces nuestra capacidad de adaptación, ni compite ni relega al profesor, sino lo sitúa en una nueva posición, pues a diferencia de las tecnologías más sofisticadas poseemos como humanos la conciencia, y el poder y sutileza de los sentimientos, que ningún dispositivo informático o electrónico, hasta ahora, ha podido emular (Beauport, 2004).
Por otra parte, el estudiante de estos tiempos ha dejado de ser el sujeto pasivo que fungía como mero receptor, como un cuenco vacío al que había que llenar. Ahora los estudiantes, sobreestimulados desde el vientre materno, sometidos al imperio mediático y a un “click” del mundo gracias a la internet, son más despiertos y ávidos de aventura (Gil´Adí, 2000), pero de igual manera están sujetos a nuevos peligros como la saturación de información, el facilismo y, en no pocos casos, al aislamiento. El estudiante al tener a su disposición nuevos y poderosos recursos para el estudio, adquiere una nueva dimensión: la de sujeto interactuante, seducido por el entretenimiento y, paradógicamente, presa fácil de la desinformación. Tal realidad, conduce a repensar el acto didáctico, a formularnos serias interrogantes sobre la pertinencia, dados los nuevos paradigmas educativos, de las estrategias que empleamos en el aula.

Concebir a la educación como un proceso interactivo no es novedoso, pero implicar los recursos comunicacionales y competir con la capacidad de entretenimiento y de manejo de información de los dispositivos tecnológicos, resulta sino arduo, por lo menos comprometedor, por cuanto, nuestras aulas se hacen aburridas, pesadas y alejan al estudiante en lugar de acercarlo al conocimiento. Por ello, surge la forzosa necesidad de repensar los procesos didácticos que proponemos en el aula. No se trata aquí de montar un espectáculo mediático ni mucho menos convertir las aulas en espacios de mero entretenimiento. Se trata de transformar el aula en un espacio entretenido a la vez que reflexivo, a través de técnicas de procesamiento grupal, que motiven y cautiven al estudiante en función del currículo y los contenidos de cada materia, sin menoscabo de la calidad y exigencias propias de la formación en cualquier nivel del sistema educativo.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More