Bienvenidos al blog.

La educación puede verse desde dos perspectivas, comunes en esencia y diversas en sus métodos. Por un lado, todos somos educadores pues participamos en la formación de otros, desde nuestros roles de hijos, hermanos, amigos y pareja. Por otra parte, el quehacer docente impregnado de la ciencia y sus maneras, antes desde las aulas, ahora también desde la red de redes. En cualquier caso, desde el hogar, la escuela o la universidad, la educación hace parte y vida de nuestra esencia como humanos.

Este blog nace para servir como espacio de encuentro, para compartir los saberes de la humanidad y contribuir al crecimiento de todos los que hacemos parte en este rincón de la virtualidad. Así pues, sean todos bienvenidos.
Carlos Viloria

lunes, 24 de octubre de 2016

Curso - Taller: Estrategias Didácticas para la Enseñanza Eficaz

Bienvenidos a este rincón virtual dedicado a la educación, la didáctica, la enseñanza y el aprendizaje. Luego de la experiencia que vivimos y compartimos el pasado viernes 21 de octubre, en la cual tratamos diversos asuntos y de la que, sin lugar a dudas, atesoro como de gran aprendizaje mutuo. Nos encontramos aquí para que ustedes, como participantes y cofacilitadores del curso, compartan sus impresiones, experiencias y pareceres con relación a las actividades reflexivas de la autoevaluación que acompaña al material didáctico. Igualmente, espero que este espacio sirva para el encuentro y se sientan en total libertad de compartir con todo el universo virtual sus apreciaciones y reflexiones personales, sobre la experiencia en común de ser y sentirse docente... Gracias y, nuevamente, bienvenidos.

miércoles, 13 de julio de 2016

4to Trayecto Tramo 11

Buenas tardes, les doy la bienvenida a este espacio de encuentro y debate sobre diversos temas abordados en el desarrollo de las unidades curriculares que facilito, este especialmente será dedicado a ELECTIVA III: EMPRESAS DE PROPIEDAD Y PRODUCCIÓN SOCIAL. De antemano gracias por su participación y espero resulte enriquecedor y de su agrado esta experiencia.

4to trayecto Tramo 12

Buenas tardes, unas vez recuperadas mis cuentas del fallido intento de hakeo, aquí estoy de nuevo con Uds. Este espacio, será dedicado a los estudiantes del 4to Trayecto, Tramo 12 de administración del nocturno (graduandos) en función de compartir las impresiones, ideas y pareceres sobre el desarrollo de los temas abordados en las clases de SEMINARIO II: HABILIDADES DIRECTIVAS.
Abierto el espacio y bienvenidos sus comentarios

lunes, 16 de mayo de 2016

HDII: Manejo de Conflictos

A todos los participantes de la Unidad Curricular Habilidades Directivas II; en virtud de las circunstancias, me veo obligado a convocarlos por esta vía, que ya nos resulta familiar, para continuar con el desarrollo de la materia. Aunque me han manifestado su incomodidad debido a las dificultades de accesibilidad y disposición de los recursos en nuestro terruño boconés. Permítanme acotarles dos cosas: en primer lugar el medio nos sitúa a nivel de los últimos avances educativos y de enseñanza; por otro lado, la variedad en estrategias y técnicas nos permite ampliar tanto el rango de modalidades de aprendizaje, como propiciar momentos de intercambio más cónsonos con nuestra realidad adulta.

Resultados del test estilo de manejo de conflictos
Los individuos manejan los conflictos interpersonales en diversas formas. Los estilos se identifican conforme a su ubicación en dos dimensiones: preocupación por uno mismo y preocupación por otros. El deseo de satisfacer las preocupaciones propias depende del grado en que uno sea afirmativo o no afirmativo en la prosecución de las metas propias. Su deseo de satisfacer las preocupaciones de otros depende de la medida en que uno sea cooperativo o no cooperativo. Los cinco estilos de manejo de conflictos interpersonales representan diferentes combinaciones de afirmación y cooperación. Aunque uno puede tener una tendencia natural hacia uno o dos estilos, se pueden usar todos ellos según los cambios en la situación y las personas involucradas. (Adaptado de : Collerette, P. y Deslisle, G. (2008). La planificación del cambio. Estrategias de adaptación para las organizaciones. Octava Edición. México: Trillas.).

A continuación tome las sumas de los totales de cada columna y marque sus calificaciones en la gráfica para mostrar el perfil de sus estilos de manejo de conflictos. Una calificación total de 36 a 45 en un estilo, puede indicar una fuerte preferencia y uso de dicho estilo. Una calificación total de 0 a 18 en un estilo puede indicar poca preferencia y uso de dicho estilo. Una calificación total de 19 a 35 en un estilo, puede indicar una moderada preferencia y uso de dicho estilo.

Columna 1: Compulsivo: El estilo compulsivo se refiere a conductas afirmativas y no cooperativas y representa un enfoque ganar-perder en los conflictos interpersonales. Quienes emplean el estilo compulsivo tratan de alcanzar sus propias metas sin preocuparse de los demás. Este estilo se apoya en el poder coercitivo. Puede ayudar a una persona a lograr sus metas individuales, pero como la evasión, el estilo compulsivo tiende a dar como resultado evaluaciones desfavorables por terceros. Las siguientes declaraciones ilustran el estilo compulsivo.
1. Me gusta decirlo con claridad: Les guste o no, las cosas se hacen como yo digo, y puede ser que cuando otros hayan tenido la experiencia que yo tengo, recordarán esto y me lo agradecerán.
2. Convenzo a la otra persona de la lógica y beneficios de mi postura.
3. Insisto en que mi posición sea aceptada durante un desacuerdo.
4. Por lo general me atengo a mi solución del problema luego que comienza la controversia.

Los individuos con tendencias compulsivas suponen que la solución del conflicto significa queuna persona debe ganar y la otra perder. Cuando se trata de conflictos entre subordinados o departamentos, los gerentes de estilo compulsivo amenazan o de hecho usan degradaciones de rango, despidos, evaluaciones negativas de desempeño y otras sanciones para obtener el cumplimiento. Cuando hay conflictos entre compañeros, un empleado con estilo compulsivo podría tratar de salirse con la suya apelando al jefe. Este enfoque representa un esfuerzo de usar al jefe para someter al compañero que se opone.
El uso excesivo del estilo compulsivo reduce la motivación de trabajo de los empleados, porque no se han considerado sus intereses. En ciertos casos, el estilo compulsivo puede ser necesario, como cuando: 1) hay emergencias que requieren acción inmediata; 2) se deben tomar cursos de acción  impopulares en bien de la eficacia y supervivencia de largo plazo de la organización; y 3) la persona necesita emprender acciones para su propia protección e impedir que otros se aprovechen de ella.

La acusación de prácticas organizacionales ilegales, inmorales o ilegítimas por parte de miembros actuales o anteriores de la organización, con el fin de cambiar tales prácticas, se llama filtración de la denuncia. Con demasiada frecuencia la administración superior cree que los que filtran las denuncias crean un conflicto más negativo que positivo. Como resultado, los emisores de papeles suelen adoptar el estilo compulsivo cuando tratan con los que incurren en esta práctica. El siguiente recuadro de Competencia de manejo de la ética es un ejemplo de las presiones coercitivas sufridas por alguien que filtró una denuncia en su esfuerzo por conducirse en forma ética.

Columna 2; Concesiones: El estilo de concesiones se refiere a comportamientos a un nivel intermedio entre cooperación y asertividad. Se basa en el principio de dar y tomar. Normalmente incluye ceder en alguna medida en determinados aspectos de un asunto dado, y por lo general se emplea y tiene amplia aceptación como medio de solución de conflictos. Las siguientes afirmaciones muestran un estilo de concesiones.  
                     Quiero saber cómo y qué sienten los demás. Cuando la oportunidad es la adecuada, les explico lo que siento e intento mostrar que están equivocados.
                     Por supuesto que muchas veces es necesario llegar a un acuerdo a medio camino. Por lo general, después de que no logro lo que quiero, me topo con la necesidad de buscar una combinación justa de ganancias y pérdidas para ambos. 
                     Cedo ante los demás si ellos están dispuestos a coincidir conmigo a medio camino.
                     Como dice el adagio antiguo, la mitad de un pan es mejor que nada. Dividamos la diferencia.
La persona que hace concesiones a otros tiende a recibir evaluaciones favorables. Se sugieren varias explicaciones de la evaluación favorable del estilo de concesiones, entre ellas: 1) es vista sobre todo como un “refrenarse” cooperativo; 2) refleja una manera pragmática de enfrentar los conflictos, y 3) ayuda a mantener buenas relaciones futuras.
El estilo de concesiones no debe usarse pronto en la solución de conflictos por varias razones.
En primer lugar, es probable que los participantes lleguen a tomar decisiones de medio camino en los asuntos expresados, no en los asuntos reales. Es frecuente que los asuntos que se tratan primero en un conflicto no sean los reales, y una solución prematura evitará un diagnóstico o exploración completa de los asuntos reales. Por ejemplo, los estudiantes que se quejan con sus profesores de que sus cursos son muy difíciles y complicados pueden estar simplemente tratando de negociar una calificación más alta. En segundo, es más fácil aceptar una posición inicial que buscar alternativas que sean más aceptables para todos los participantes. En tercero, estas negociaciones son inadecuadas para toda o parte de la situación cuando no se trata de la mejor decisión disponible. En otras palabras, un examen adicional puede revelar una mejor forma de resolver el conflicto.
En comparación con el estilo de colaboración, el de concesiones no eleva al máximo la satisfacción conjunta. Las concesiones logran una satisfacción moderada, pero sólo parcial, para cada persona. Es probable que este estilo resulte apropiado cuando: 1) el acuerdo permita a cada persona estar en mejor situación, o al menos no peor de lo que estaría si no se llegara a un acuerdo; 2) simple y sencillamente es imposible lograr un convenio total ganar-ganar, y 3) las metas contradictorias o los intereses opuestos obstaculicen el acuerdo sobre la propuesta de una persona. 

Columna 3; evasión: El estilo de evasión se refiere a las conductas no afirmativas y no cooperativas. Una persona usa este estilo para alejarse de los conflictos, hacer a un lado los desacuerdos y permanecer neutral. El enfoque de evasión refleja una aversión al estrés y frustración, y puede incluir la decisión de dejar que un conflicto se resuelva solo. Como desentenderse de asuntos importantes frecuentemente frustra a otros, el uso constante del estilo de evasión suele resultar en evaluaciones desfavorables por terceros. Las siguientes declaraciones ilustran el estilo de evasión.  
                     Si hay reglas que se apliquen al caso en particular, las cito; si no, dejo que la otra persona tome su propia decisión.
                     Por lo general no asumo posturas que generen controversias.
                     Temo meterme en tópicos que son fuente de discusiones con mis amigos.
                     Está bien. De todos modos no era importante. Dejémoslo así.
Cuando un conflicto no resuelto impide alcanzar las metas, el estilo de evasión llevará a resultados negativos para la organización. Este estilo es deseable en ciertas situaciones, como cuando: 1) el asunto es menor o su importancia es pasajera, por lo que no vale la pena enfrentar el asunto; 2) el individuo no tiene suficiente información para atender efectivamente el asunto en ese momento; 3) el poder del individuo es tan bajo en relación con la otra persona, que hay poca oportunidad de conseguir un cambio (por ejemplo, desacuerdos con la nueva estrategia aprobada por la administración superior), y 4) otros pueden resolver mejor el conflicto.

Columna 4; complaciente: El estilo complaciente se refiere a comportamientos cooperativos y no afirmativos. La
complacencia representaría un acto desinteresado, una estrategia de largo plazo para estimular la cooperación de los demás o simplemente someterse a los deseos de otros. Por lo general, los individuos de estilo complaciente son evaluados en forma favorable, aunque también pueden ser percibidos como débiles y sumisos. Las siguientes declaraciones indican este estilo:
                     El conflicto se maneja mejor mediante la suspensión de mis metas personales para conservar buenas relaciones con los demás.
                     Si esto hace felices a los demás, estoy de acuerdo por completo.
                     Me gusta suavizar los desacuerdos haciendo que parezcan menos importantes.
                     Alivio el conflicto con la indicación de que nuestras diferencias son triviales y después muestro buena voluntad al mezclar mis ideas con las de la otra persona.

Es probable que cuando se use el estilo complaciente se actúe como si el conflicto fuera a desaparecer con el tiempo y se buscara la cooperación. Quien recurre a él, intentará reducir las tensiones y el estrés por medio de la confianza y el respaldo. Este estilo demuestra preocupación por los aspectos emocionales del conflicto, pero poco interés por resolver sus aspectos importantes. El estilo complaciente simplemente da como resultado que la persona esconda sus sentimientos personales o los disimule. Por lo general, no es eficaz si se utiliza como estilo dominante. A corto plazo, el estilo complaciente llega a ser efectivo cuando: 1) la persona se encuentra en una situación potencialmente explosiva de conflicto emocional, y se usa la suavidad para desactivarla; 2) mantener la armonía y evitar los trastornos son especialmente importantes a corto plazo, y 3) los conflictos se basan sobre todo en la personalidad de los individuos y no es posible resolverlos con facilidad.

Columna 5; colaboración: El estilo de colaboración se refiere a las conductas de firme cooperación y afirmación. Se trata del enfoque ganar-ganar en el manejo de los conflictos interpersonales. El estilo de colaboración representa el deseo de llevar al máximo los resultados conjuntos. La persona que usa este estilo tiende a: 1) ver el conflicto como algo natural, útil e incluso como medio que conduce a una solución más creativa si se maneja en forma apropiada; 2) mostrar confianza y sinceridad con otros; y 3) reconocer que cuando se resuelve el conflicto para satisfacción de todos es probable que se produzca un compromiso con la solución. La persona que utiliza el estilo de colaboración suele ser vista como dinámica y evaluada de manera favorable. Las siguientes declaraciones ilustran el estilo de colaboración:
                     Primero trato de superar cualquier desconfianza que existiera entre nosotros. Luego intento llegar a los sentimientos que ambos tenemos sobre los asuntos. Insisto en que nada de lo que decidimos es definitivo, y sugiero que encontremos una posición que ambos podamos poner a prueba.
                     Le expreso a la otra persona mis ideas, busco activamente que exprese sus ideas, y busco una solución que sea benéfica para ambos.
                     Me gusta sugerir soluciones nuevas y aprovechar los diversos puntos de vista que se hayan expresado.
                     Trato de profundizar en un tema para encontrar una solución buena para todos.

Con este estilo, el conflicto se reconoce en forma abierta y todos los interesados lo evalúan. Compartir, examinar y evaluar las razones del conflicto debe conducir al desarrollo de una alternativa que lo resuelva en forma efectiva y completamente aceptable para todos los participantes. La colaboración es más práctica cuando: 1) se necesita un alto nivel de cooperación para justificar la dedicación de tiempo y energía extra que se requiere para que valga la pena resolver el conflicto; 2) el poder entre las personas implicadas es semejante, de modo que se sienten libres de interactuar con sinceridad, y sin importar su situación formal; 3) existe potencial para obtener beneficios mutuos, en particular a largo plazo, para resolver la disputa a través del proceso ganar-ganar, y 4) existe suficiente respaldo organizacional para dedicar tiempo y energía a la solución de disputas mediante la colaboración. Las normas, los premios y las sanciones de la organización, en especial los establecidos por la alta gerencia brindan la estructura para estimular o desanimar la colaboración.

Atendiendo a los lineamientos acordados en clases, así como al material que se les suministró, se plantean las siguientes inquietudes para el debate:
1.      Desarrolle de manera individual el cuestionario de Estilo de Manejo de Conflictos: ¿Está usted satisfecho con su perfil? ¿Por qué sí o por qué no? ¿Es este perfil realmente representativo de sus estilos naturales y primarios de manejo de conflictos?
2.      Compare sus resultados personales con los de su grupo habitual de trabajo académico. ¿la coincidencia o diferencias de estilos son causas o razones para el conflicto intragrupal?
3.      ¿Para qué le sirve en su vida personal y profesional conocer su estilo de manejo de conflictos?


Curso Taller Formulación y Diseño de Estrategias Didácticas


martes, 8 de marzo de 2016

Comercio Justo y los Bloques Económicos Regionales

Luego de la segunda guerra mundial, se inicia de manera temprana en Europa un proceso de integración comercial, que en las postrimerías del siglo XX, dio origen a la Comunidad Económica Europea. En la cual se sumaba todo el bloque occidental, a excepción de los nórdicos. No obstante, la integración superó lo meramente económico y ha supuesto un proceso lento pero firme de cohesión política. Hoy día con una moneda común (Euro), políticas comerciales comunes, un parlamento, banco central y lineamientos de acción hacia el exterior, la Unión Europea representa uno de los procesos de integración más exitosos hasta el presente.
Los continentes africano y americano, en un proceso más lento y gradual, también han dado pasos hacia la conformación de bloques regionales de comercio. Concretamente en el caso americano, el TLC suscrito entre Canadá, USA y México, registró un hito en su momento. Mientras que en el eje centro y suramericano, la integración económica ha estado supeditada a la consolidación de las democracias y la industrialización paulatina de los diferentes países. A mediados de los 80 del siglo pasado, surgen iniciativas con más o menos aciertos, como el CARICOM y La Comunidad Andina, pero no es sino hasta la conformación del MERCOSUR, cuando  Suramérica avanza en un bloque, cuya producción y consumo, representa un mercado atractivo y significativo en el orden mundial.
Los bloques de comercio regionales, se sustentan teóricamente en los supuesto de David Ricardo (1876). Más recientemente surge una nueva visión, aún incipiente como teoría, denominada Comercio Justo, sustentada en las ideas del capital social de acuerdo con los teóricos Bourdieu (1980; 1997), Coleman (1990) y Putman (1993). Más allá de las discusiones teóricas, las integraciones comerciales entre los países, así como tienen sus innegables bondades, también arrastran consecuencias no tan gratas y poco atractivas. De ahí, la presente discusión, orientada al debate de ideas, la profundización de saberes y fomentar la visión crítica de la realidad económica y mundial para los administradores. Por ello, les planteo las siguientes actividades:

1.- Llevar a clases, en acuerdo a fecha pautada, un mapa conceptual o mental ( según sea su preferencia personal) conceptualizando y diferenciando los bloques de comercio regionales (BCR) y el comercio justo.
2.- En el blog, incluir su comentario, argumento, idea u opinión sobre el tema. A modo de orientación, consideren las siguientes interrogantes: ¿Es contrario el Comercio Justo a la conformación de BCR? ¿Cuál debe ser la perspectiva de un administrador sobre el tema en discusión? ¿Es importante este tema para un administrador que ejerza en una micro o pequeña empresa en la localidad boconesa?
Para terminar les dejo una serie de enlaces, cuidadosamente seleccionados, en los que pueden profundizar sobre el tema en cuestión.
Saludos y nuevamente les recuerdo: el debate de las ideas debe conducirnos a la claridad del entendimiento propio y mutuo… de eso se trata.



miércoles, 3 de febrero de 2016

VIH: ¿Cómo interpretarían Smith, Locke, Ricardo y Marx la situación de esta pandemia en la actualidad?


Desde el siglo xviii, se han suscitado acalorados debates acerca de si las economías deben basarse en la autoridad o los mercados. ¿Deberíamos tener más mandatos gubernamentales en la forma de reglamentos y más control del gobierno sobre las empresas de negocios, o el gobierno debería retirarse y confiar la economía más al trabajo del “mercado” y las decisiones de los dueños privados de las compañías? Algunas veces estos debates se expresan en términos de si las actividades económicas deberían estar más o menos “libres” de las “intrusiones” del gobierno y entonces la discusión gira en torno a los “mercados libres” (es decir, “libres” del gobierno) y el “libre comercio”.
Al analizar estos argumentos sobre mercados libres y libre comercio, autoridad y mercados, de hecho se analiza lo que los sociólogos llaman ideologías. Una ideología es un sistema de creencias normativas que comparten los miembros de un grupo social. Las ideologías que sostienen los estadounidenses en la actualidad incorporan ideas del pensamiento de Adam Smith, John Locke, David Ricardo, entre otros. Por otra parte, en contraposición al capitalismo, Carl Marx realiza serios cuestionamientos a la cruda realidad impuesta por la revolución industrial, lo que dio origen al socialismo como una nueva ideología.

En la última clase, ya se abordó mediante un caso las posiciones y principales ideas de los teóricos antes mencionados; igualmente, compartimos varias interrogantes de las cuales pueden dejar sus respuestas e impresiones por este medio. Espero que tanto la temática, como el recurso, nos permita compartir y enriquece nuestras opiniones, siempre en aras del aprendizaje,

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More